Rutas por mes

Archivo de septiembre de 2010

DOMINGO, 5 DE SEPTIEMBRE DE 2010

DATOS DE LA RUTA:

Buzón del Ballo

Acceso: San Román de San Millán, en Durruma (Álava)

Desnivel: 585 m.

Distancia: 10,5 kilómetros

Tiempo: 1h 45’

Dificultad: Fácil

Altitud: 1.197 m.
El Ballo es uno de los montes más populares y visitados de Álava. A 500 metros del mismo y enclavado en la Sierra de Entzia se encuentra  el Mirutegi, esa montaña que se ve a la izquierda desde la autovía Alsasua-Vitoria con una inmensa cruz en su cima.

DESCRIPCIÓN DEL RECORRIDO REALIZADO:Cruz del Mirutegi

Iniciamos la ruta en la Plaza Mayor de la localidad alavesa de San Román de San Millán/Durruma Donemiliaga. Atravesamos el pueblo dejando a nuestra espalda la iglesia mientras contemplamos de frente la Cruz del Mirutegi. Al la salida del pueblo vemos una fuente (agua no potable)  junto a un lavadero, tomamos la pista de la izquierda, pasamos por una báscula (0,4km.) y seguidamente  atravesamos una barrera metálica con paso canadiense y una señal que nos indica batida de jabalí.

Comienza la pendiente con matas de arañones (pacharanes o endrinas) y moras en ambos laterales. La pista no tiene pérdida ya que hay marcas de la GR-25 (Vuelta a la Llanada a Pie de Monte), bastante deterioradas, e hitos a lo largo de todo el camino. También podemos ver bifurcaciones o atajos señalados con hitos, pero nosotros continuamos por la pista principal. Observamos un cartel tirado en el suelo que nos indica 1,30 horas al Ballo.

Paso canadiense

Paso canadiense

Cartel indicativo

Entramos en  un  robledal que nos alivia del fuerte sol. Los niños nos advierten que hay una gran escalera en un roble a nuestra derecha y nos acercamos para contemplar una casita oculta en su copa (una palomera o puesto de caza), adonde suben para ver el paisaje. Un poco más arriba podemos ver otra a nuestra derecha.

Palomos en el árbol

Llegamos a un cruce, seguimos a la izquierda (hito) por una pista más herbosa que se convierte en senda al poco rato y que nos lleva al Portillo de Atau. Por la derecha iríamos al Puerto de Bikuña  Aquí se une a nosotros un perro de caza que al parecer ha perdido a sus amos y sigue caminando con nosotros entre hayas y helechos hasta que olfatea algo o alguien que le gusta más.

Al cabo de un rato desaparece el hayedo y la senda comienza a ser más rocosa hasta que llegamos al Portillo de Atau. Tras una fuerte pendiente llegamos a los prados de Atau, desde los cuales podemos ver el Ballo y la Cruz del Mirutegi.

Nos dirigimos primero hacia la Cruz. Las vistas que hay desde este punto son inmejorables y se extienden por todos los puntos cardinales, Aizkorri, Aratz, Umandia y Arbara; la Sierra de Aralar con el Txindoki; Legunbe, Baiza, Beriain/San Donato; Egino y la cueva de La Leze. Algunos de los montes que contemplamos ya los hemos subido en otras ocasiones y otros los subiremos algún día. De la Cruz nos dirigimos en cinco minutos a la cima del Ballo caminando cerca de los cortados a nuestra derecha. En la cumbre del monte Ballo existe un vértice geodésico y un buzón sobre una torreta con forma de caseta.

Campas de Atau

Niños entre árboles

¡Qué setas!

El descenso lo realizamos por donde hemos venido, pero podría hacerse una circular a través del Puerto de Bikuña. Una bonita excursión y lo que es mejor: una buena companía.


Bonitas vistas

Bonitas vistas dos