Rutas por mes

Entradas con la etiqueta ‘Alluitz’

DOMINGO26 DE MARZO DE 2017

Gaurko irteera ez da makala, Astxiki (785m) eta Alluitz(1034m) mendi tontorrak egin nahi ditugu. Desnibela ia 1000 metrokoa eta malda eta aldapa oso gogorrak. Eta hori gutxi izango ez balitz, Alluitzeko azken metroek zirrara eta bertigoa eragin ditzakete ere bai. Baina bueno, Menditxikiko haurrak eta gurasoak ez gara makalak ere ez eta azken 50m horiek kenduta, non badaezpada atzera egin dogu, saiatu behintzat saitu gara eta lortu ere lortu dugu. Astxiki egin dogu errez eta Alluitzeko tontorretik 50 metrora geratu gara. Ez da marka txikia, eta dudarik Gabe, zorionak eman behar dizkiogu gaur bertaratu diren haur guzti-guztiei.

Mendian hau ere ikasi behar da, eta atzera egiten ikastea garrantsitzua da erabat.

Ibilbidea Atxarten hasi gara Untzillaitz eta Astxikiren artean

La salida de hoy no es ninguna tontería, queremos subir a las cimas de Astxiki(785m) y Alluitz(1034m). Un desnivel de casi 1000 metros y cuestas y laderas muy pronunciadas. Y si por si eso no fuera poco, los últimos metros de Alluitz pueden producirnos también vértigo e impresión. Pero las niñas/os y Madres/Padres de Menditxiki no somos tampoco cualquiera, así que, quitando esos últimos 50 metros, donde, por si acaso, hemos retrocedido, intentarlo lo hemos intentado y lo hemos conseguido. Astxiki lo hemos hecho sin problemas y nos hemos quedado a 50 metros de la cima de Alluitz. No es marca pequeña. Tenemos que felicitar sin duda a todos los niños/as que han venido hoy.

En el monte esto también hay que aprender. Aprender a retroceder es fundamental.

Iniciamos la ruta en Atxarte entre Astxiki y Untzillaitz.

Foto 1

Foto 2

Konturatu orduko Artola Mendilepora eramango gaituen aldapan gora gaude.

Para cuando queremos enterarnos estamos en la cuesta que nos llevara hasta el collado de artola

foto 5foto 6

Artola Mendilepoan taldea Bildu ondoren zuzen-zuzen Astxikira abiatzen gara .

Tras reagruparnos en el collado de Artola nos dirigimos a la cima del Astxiki directamente.

Foto 7foto 8foto 9foto 10

Astxikin gaude. Zoragarria. Aizea indartsu dabil baina hala eta guztiz ere sentzazio zoragarria eragiten gaitu. Zerbait jan eta edan, Argazkiak atera eta bistaz eta batez ere sentzazioaz gozatzeko aprobetxatzen dugu une bat denak elkarrekin. Aurrean Alluitz gure gaurko helmuga ez du ematen batere erreza izango denik, ez.

Estamos en Astxiki. Maravilloso. Hay mucho viento pero así y todo nos embarga una sensación maravillosa. Todos juntos aprovechamos un momento para comer y beber un poco, sacar fotos y gozar de las vistas y sobre todo de las sensaciones. Delante Alluitz, no parece que será nada fácil, no.

foto 11foto 12foto 13

Astxikitik berriz Artolara bajatu ondoren Alluitzeko bideari gogotsu ekin diogu. Igoera latza benetan, baina poliki poliki, eguraldia lagun, gora egiten dugu eta gailur-lerrorarte heldu gara. Tontorrera 50 metro besterik ez dira gelditzen.

Baina han badaezpada atzera egin dogu, amildegiak zirrara sortzen du eta ume txikiekin ez du merezi arriesgatzea.

Después de bajar de Astxiki a Artola de nuevo, emprendemos animados la subida a Alluitz. Subida dura de verdad, pero poco a poco, con el tiempo ayudándonos, vamos para arriba hasta llegar al mismísimo cresterío. Nos separan de la cima apenas 50 metros.

Pero allí, por si acaso, damos la vuelta, La caída impone respeto y no merece la pena arriesgarse con niños pequeños.

foto 14foto 15foto 16foto 17foto 18foto 19

Jaisten gara apur bat eta bazkaltzeko leku lasai eta atsegin bat topatzen dogu eguzkitan. hantxe bazkaldu eta atsedena hartzen dogu.

Descendemos un poco y encontramos un sitio tranquilo y agradable al sol donde comemos y descansamos.

foto 20foto 21

Goi-mendiko eguna gaurkoa. “Chapeau !”

Alta montaña, hoy. “Chapeau !”

Domingo, 18 de marzo de 2012

DATOS DE LA RUTA:

Placa cerca de la cima del Alluitz

ACCESO: Ermita del Santo Cristo de Atxarte (270 m), enclavada en el municipio vizcaíno de Abadiño. Para llegar allí desde Bilbao hay que dirigirse a Abadiño y, una vez cruzado su casco urbano, tomar una desviación a la derecha que indica “Mendiola”. Continuamos por esta carretera sin desviarnos y unos dos kilómetros después de atravesar los últimos caseríos de Mendiola llegamos a las canteras de Atxarte, lugar donde se halla ubicada la ermita del Santo Cristo de Atxarte.

DESNIVEL POSITIVO: 812 m.

DISTANCIA: 6´1 km.

TIEMPO APROXIMADO: 2h 50 min (1h 30 min de ascensión).

DIFICULTAD: Media-alta. Las pedrizas y el fuerte desnivel que es preciso sortear para alcanzar la cima a partir del collado de Artola convierten a esta altiva montaña en una cumbre algo complicada y totalmente desaconsejable en caso de mal tiempo.

El Alluitz, enclavado en pleno Parque Natural de Urkiola, es una de las cimas más emblemáticas que conforman las abruptas montañas del Duranguesado. Forma parte del famoso cresterío del Anboto, compuesto por una sucesión de montañas de roca caliza cuyo perfil dibuja la gigantesca estatua petrificada de una mujer tumbada que –según leyendas ancestrales– representa la efigie de la diosa Mari: el monte Alluitz constituiría su frente y su nariz; el Paso del Diablo, su cuello; y el Anboto, la punta de sus pies.

Para ascender a esta aparentemente inexpugnable muralla caliza tomaremos la vía normal que parte de Atxarte (290 m) y avanzaremos por su vertiente occidental hasta llegar al collado de Artola (564 m), el cual separa el Astxiki (732 m) del impresionante Alluitz (1.040 m). Una vez allí tomaremos el sendero que asciende, primero rumbo sureste y luego sur, hasta la cumbre del Alluitz.

DESCRIPCIÓN DEL RECORRIDO REALIZADO:

Dejamos aparcados los coches junto a las viejas canteras de Atxarte, situadas a los pies del Untzillatx. Y aunque no podemos negar que estas canteras, hoy en día cerradas y abandonadas, afean notablemente la belleza del entorno, tampoco podemos dejar de reconocer que no constituyen en absoluto óbice alguno para que el caminante se sienta empequeñecido y sobrecogido en medio de este impresionante paraje, rodeado de enormes y desafiantes paredes de roca caliza y envuelto en leyendas que intentan dar respuesta a un pasado legendario y desconocido. Porque este lugar constituye, sin lugar a dudas, no sólo una espléndida puerta de entrada a la indescriptible belleza del Parque Natural de Urkiola sino también una inolvidable inmersión en un mundo mágico habitado por lamiak, sorginak, ximelgorriak y una dama de hermosa cabellera rubia que, de vez en cuando, surca el cielo como una bola de fuego para dirigirse a la morada que posee en la cara norte del Anboto.

Pasando junto a la ermita de San Pedro de Atxarte

Empezamos nuestro recorrido por este precioso rincón de Bizkaia cruzando el pequeño puente situado a final de la carretera por la que hemos venido. A nuestra derecha dejamos la ermita del Santo Cristo de Atxarte, la cual, según cuenta la tradición, fue construida para detener las correrías de las lamiak que habitaban en la cueva Atxarteko koba, que se hallaba situada justo detrás de la ermita y que hoy ha desaparecido a causa de las canteras. La propia ermita es una reconstrucción de la original, que –al parecer– fue hundida por una voladura.

Nada más cruzar este puente que se alza sobre el arroyo de Atxarte podemos ver, a nuestra izquierda, los restos de un antiguo molino de agua y, enfrente de estas ruinas abandonadas, una placa conmemorativa en honor a Barandiarán y Aranzadi, que contribuyeron notablemente en los años 60 a la investigación arqueológica de las tierras situadas dentro de los términos del Parque Natural de Urkiola.

Pocos metros después de cruzar el puente, nos encontramos con una desviación a la derecha junto a un poste de señales que nos indica que la senda de la derecha se dirige a Txakurzulo (2´2 km) por la calzada (galtzadatik) siguiendo la GR 229, mientras que el camino cementado por el que caminamos conduce a Txakurzulo (5´4 km) por la pista (pistatik), siguiendo la PR- BI 86.

Continuamos de frente y, a medio kilómetro aproximadamente de donde se hallaba enclavada la ermita del Santo Cristo, nos volvemos a encontrar con otro poste de señales, situado un poco antes de una zona llana en la que hay habilitada una pequeña explanada de cemento donde también es posible dejar los coches.

Primer cruce

Desvío a la izquierda

Atravesando un bosque de hayas

Es precisamente en este punto donde se separa la pista que lleva a Txakurzulo del camino que conduce a Guenzelai (1´2 km por la PR-BI 95), situado a la izquierda, que es el que tomamos nosotros. Cruzamos una alambrada y continuamos por un sendero que serpentea, dirección SE, atravesando un bosque de hayas centenarias y, a continuación, un pinar. Atrás dejamos las impresionantes paredes macizas del Untxillatz bañadas por el sol de la mañana mientras contemplamos a nuestra izquierda la espectacular cresta rocosa del Astxiki envuelta en la penumbra.

Continuamos por la senda hasta que nos topamos con un desvío a la izquierda, señalizado con un hito. Si siguiéramos de frente llegaríamos a las campas de Artola (también conocidas como praderas de Genzelai) y, desde allí, podríamos proseguir nuestro camino hacia las campas de Pol-Pol. Pero no es éste nuestro objetivo del día de hoy, motivo por el que nos adentramos en la estrecha senda que se abre a nuestra izquierda y que avanza unos metros entre una espesa vegetación para salir poco después a terreno despejado y colocarnos enfrente de la espectacular muralla caliza que forman estos montes vizcaínos.

Alambrada

Collado de Artola

Cruzamos una alambrada por un paso habilitado para ello y ascendemos por una senda bien dibujada que avanza a nuestra izquierda y que nos deposita poco después en el collado de Artola, donde nos encontramos, junto a una torre de tendido eléctrico, con un nuevo poste de señales que nos indica que el Astxiki se encuentra a nuestra izquierda y el Alluitz a nuestra derecha. Pero si no quisiéramos ascender estas cumbres y continuáramos de frente, descenderíamos a la localidad vizcaína de Axpe, situada a 3´1 km de este punto, según nos indica el mencionado cartel.

Iniciando la subida al Alluitz

Nosotros, evidentemente, decidimos continuar por la derecha siguiendo un sendero que, por la vertiente nordeste, lleva hacia una corta canal. Y lo que hasta ahora no había sido más que un bonito paseo se convierte de repente en una exigente travesía por terreno pedregoso y empinado que ascendemos, en ocasiones ayudados de las manos, siguiendo una senda que se dibuja entre la pedriza y tomando como punto de referencia un haya solitaria situada cerca de la cresta final. Una vez en ella nos reagrupamos y remontamos juntos los escasos metros que nos restan hasta la cima, coronada por un vértice geodésico y los restos de lo que en sus mejores tiempos fue un buzón.

Último tramo de la ascensión

Cresterío final

Descendemos a continuación unos metros por la otra vertiente, donde se encuentra una placa conmemorativa en honor a una montañera erandiotarra, colocada allí por sus amigos en octubre de 1995. Y, de regreso ya a la cima del Alluitz, nos detenemos a contemplar la espectacularidad del conocido como Paso del Diablo (II sup.), situado a escasos metros del Alluitz, y podemos asimismo disfrutar de las espectaculares vistas que se nos abren en todas las direcciones: al SE el abrupto cresterío que desemboca en el Anboto,; al Oeste, el Saibi con su conocida cruz en la cima; al NO, el Astxiki, Untzillatz y Mugarra; al Norte, el valle de Atxondo envuelto en una fina cortina de lluvia; y, al fondo, la larga loma del Oiz salpicada de molinos de viento…

En la cima del Alluitz

Tras unas fotos junto al vértice geodésico del Alluitz, vemos que la tormenta se acerca hacia nosotros y, aunque decidimos descender rápidamente, una corta pero intensa nevada nos sorprende en la cresta cimera. Afortunadamente, no dura más que unos escasos minutos y podemos realizar el resto del descenso con total tranquilidad.

Poco antes de llegar al collado de Artola detenemos nuestros pasos para almorzar y después continuamos el descenso hacia Atxarte siguiendo el mismo camino por el que habíamos subido, mientras nos congratulamos de que la lluvia, finalmente, haya decidido respetarnos el día de hoy.

Ruta en Wikiloc: