Rutas por mes

Entradas con la etiqueta ‘Monte con niños’

DOMINGO 12 DE OCTUBRE DE 2014

DATOS DE LA RUTA

Hoy, 12 de octubre, a pesar de unas predicciones inicialmente inestables, parece que el día se presenta bonito, así que partimos de la gasolinera de Arrigorriaga destino a San Román de Kanpezu, desde donde  tenemos previsto subir al Muela. Tras pasar Vitoria-Gasteiz nos dirigimos al puerto de Azazeta. En el cielo se pueden ver nubes y claros pero un ligero viento del sur ahuyenta, al menos de momento, el riesgo de lluvia. Llegamos a Maeztu y desde aquí tomamos la carretera a San Román, una carretera que atraviesa el marojal de Izki por unos parajes de ensueño. Así, poco a poco, llegamos primeramente a Korres y un poco más tarde a San Román, donde aparcamos y comenzamos la ascensión.

 DESCRIPCIÓN DEL RECORRIDO REALIZADO

Muela desde San Román

El Muela desde San Román

El camino, balizado con puntos amarillos, parte de detrás de la iglesia. Es un sendero precioso con abundante vegetación.  El Muela no deja de vigilarnos.

Pasito a pasito, con nuestro destino a la vista

Pasito a pasito, con nuestro destino a la vista

Seguimos ascendiendo hasta llegar al collado de La Casilla, que nos regala una espectacular panorámica del  desfiladero de Korres, el monte Soila y el valle de Arana al fondo vigilado por los montes de Iturrieta y la sierra de Lokiz.

Del collado giramos a la derecha y emprendemos la pedregosa ascensión deleitándonos con las vistas con las que nos obsequia este privilegiado rincón de Araba.

4

Cerca ya de la cima, pasamos junto a este hermoso cortado. Abajo, a la izquierda, San Román, desde donde venimos.

Ya queda poco. Si a un lado está San Román, al otro esta bella estampa.

Y así, poco a poco, hacemos cima.

El Grupo

El Grupo

Aquí tenemos el buzón. Al fondo, la peña Lapoblación, ya en tierras navarras.

El Buzón

El Buzón

Emprendemos el descenso. Al fondo, Peña del Santo o de San Román. Para otro día.

Una vez en el pueblo, cogemos los coches y nos dirigimos al área recreativa de Korres, un coqueto rincón con mesas, baños, un cobertizo y unos curiosos y originales columpios de madera donde los niños se divierten durante un buen rato.

Área recreativa de Korres.)

Área recreativa de Korres.)

No hemos casi acabado de comer cuando se pone a llover. El cobertizo nos viene de perlas para resguardarnos del corto aguacero. Y así hacemos tiempo hasta que escampa y retornamos a los coches con la intención de tomarnos un cafecito y unos helados en Maeztu. En resumen, día redondo con un tiempo que nos ha respetado y permitido disfrutar de los incomparables paisajes de la montaña alavesa.

 

DOMINGO, 5 DE MAYO DE 2014

Inicio

Inicio

 Acceso: Val de Asón  en el municipio de Arredondo, (Cantabria)

 Dificultad: Fácil. No recomendable para la gente que no le guste la obscuridad o tenga miedos a lo “oculto”

Este domingo nos hemos ido a visitar las cuevas de El Escalón y Coventosa desde Arredondo.

Una excursión diferente a lo que solemos hacer pero igual de interesante.

Las cuevas El Escalón y Coventosa se encuentran en los interiores del monte Parrocolina. La primera es más pequeña que la segunda y se puede hacer por libre, aunque también se puede hacer contratando guía.

En todo caso, siempre que se haga por libre, hay que asumir los riesgos que conlleva el estar en la obscuridad y el desconocimiento del recorrido.

La cueva Coventosa, es de largo recorrido (35 km) y, parece ser que, se necesita más de un día para verla entera por lo que se necesita ir con gente especializada y que conozca la cueva.

Aparcamos en el alto de Ason junto a un cartel indicativo que nos muestra el comienzo del camino. Nos vamos aprovisionando para el recorrido por en el interior de la cueva. Es aconsejable llevar guantes de goma, pantalones de plástico, chubasquero, botas de agua o de monte, una cuerda, casco, frontales y otra linterna de mano potente para poder ver todas las maravillas que nos ofrece la cueva. Estalactitas, estalagmitas y figuras que ha creado el agua a lo largo de millones de año.

Así pues, tras equiparnos, comenzamos a caminar hacía la cueva por una pista de cemento que pronto se convertirá en una senda que discurre por el lateral derecho del monte Parracolina.

Cuando la senda parece terminarse, aparece “escondida” otra a mano izquierda que comienza a ascender hasta la boca de la cueva. (Hay que ir con “ojo avizor” porque puede que se pase de largo esta senda).

Llegados a la cueva, nos colocamos los frontales y comenzamos la aventura.

El Escalón

Entrada de la cueva El Escalón

Pronto nos quedamos sin luz del día y nuestras linternas empiezan a hacer su función. Caminamos despacio y con cuidado porque el suelo está húmedo y nos podemos caer.

Después de una hora de recorrido, admirando las bellezas que nos ofrece el interior de la cueva, llegamos al lago. De aquí no se puede pasar, igual en verano sí, pero ahora no.

En el lago

En el lago

 

En el lago

En el lago

Apagamos las linternas y nos quedamos totalmente en silencio para sentir la magia que nos ofrece la obscuridad. Conseguimos agudizar el oído y sentimos como las gotas de agua van cayendo en diferentes lugares. Es algo realmente sorprendente. Llegamos a oír nuestro propio silencio y el de la cueva.

Un ratito de descanso e iniciamos la vuelta.

Cuando salimos a la superficie admiramos el valle de Asón y sus cimas rocosas. Es un paisaje realmente bonito.

Nos dirigimos hacia los coches pero antes, vamos hacer una pequeña parada en la cueva Coventosa y adentrarnos solo en unos metros en sus entrañas.

Entrada cueva Coventosa

Entrada cueva Coventosa

La entrada de esta cueva está cerca de la otra y solo tenemos que desandar unos pocos metros para encontrarnos con su entrada a mano derecha.

Alguno no quiere entrar y por eso se queda esperando que el resto del grupo inspeccione solo unos pocos metros de esta gruta.

Cuando vuelven, regresamos a los coches, nos cambiamos de ropa y cogemos los coches para ir a comer a un pequeño merendero que hay en la zona.

DSCF4514

DSCF4517

Aquí dejo una pequeña muestra de nuestra visita de hoy.

DOMINGO 4 DE MAYO DE 2014

Este domingo hemos vuelto a repetir una ruta que ya hicimos en el 2010. El recorrido es el mismo pero, el tiempo, esta vez nos ha acompañado.

Cuando la hicimos en el 2010, nos salió un día de lo más desagradable. Llovió sino todo, casi todo el camino y nos tuvimos que refugiar en una cueva del Repico para poder comer y descansar un poco de tan desapacible día.

En cambio, hoy, nos ha salido un gran día de primavera, soleado y muy agradable. Tan agradable que nos ha permitido descansar, charlar e incluso, algunos, aprovecharon para echarse un sueñecito.

http://menditxiki.org/archives/3222

 

El grupo de hoy en la cima del Repico

El grupo de hoy en la cima del Repico