Rutas por mes

Entradas con la etiqueta ‘Monte con niños’

Domingo 1 de noviembre de 2015

Aunque no había prevista ninguna salida para ese día, vistas las previsiones meteorológicas, convocamos a los/as “menditxikiteros” para una salida el domingo 1 de noviembre.

El destino, la cima del Burbona (934mts), una de las muchas cimas que podemos encontrar en el precioso hayedo de Altube, en la muga entre Bizkaia y Araba; que en esta época del año está precioso, cubriendo los caminos con un manto de hojas secas.

Como hemos dicho, a pesar de no estar programada esta salida, fuimos varias las familias que nos animamos a ir. Como es habitual, quedamos en la gasolinera de Arrigorriaga en la autopista, desde donde nos dirigimos hasta Sarria, donde se encuentra el Centro de interpretación del Parque Natural de Gorbeia.

Tras dejar los coches en el parking, tomamos la pista que, a la entrada del mismo, se encuentra a la izquierda y que sube poco a poco atravesando el pinar. Esta pista continua ascendiendo, tras pasar algún desvío, hasta alcanzar el hayedo de Altube, donde se une con el camino que sale desde el mismo puerto.

Una vez llegados a este punto sólo hay que seguir las indicaciones que durante, más o menos una hora, nos hacen atravesar  uno de los hayedos más bonitos de Bizkaia.

Los críos y los mayores nos lo pasmos genial paseando, y haciendo ruido, por las hojas caídas, alguno incluso hasta se escondió por completo en ellas.

El camino no tenía ninguna complicación, al llegar a un pequeño collado, nos encontramos con un poste que indica que, a cinco minutos, en medio del bosque se encuentra una de las tres cimas del Burbona, coronada con un buzón en forma de cohete.

Tras la foto de rigor, retomamos  el camino por que el  veníamos desde Altube hasta que en medio del hayedo, a la izquierda en los troncos vemos las indicaciones que nos llevan a la senda Garrastatxu, y desde allí tras alcanzar una pequeña elevación comenzamos a descender por una pista entre un bosque de coníferas, bastante feo en comparación con el magnífico hayedo por el que hemos andado durante toda la mañana.

Esta pista acaba junto a los refugios que se encuentran en el Puente Aldarro, donde paramos a comer aprovechando para tomar algo de sol, bastante raro en esta época del año.

Después de comer seguimos la pista que va paralela al río Baias hasta que llegamos al parking donde habíamos dejado los coches. Aunque algunos nos quedamos a tomar un café en Murgia, nos despedimos allí hasta la próxima salida.

DOMINGO 25 DE OCTUBRE DE 2015

Este día nos hemos reunido el grupo para realizar la ascensión al conocido monte Eretza desde la localidad vizcaina de Sodupe.

El Eretza (887 m), la cumbre más elevada del macizo de Grumerán, es uno de los montes más emblemáticos y conocidos de la provincia de Bizkaia. A pesar de su modesta altitud, tiene el Eretza una fama –quizás justificada– de monte duro debido a los fuertes desniveles que es preciso sortear desde sus accesos más habituales (Sodupe, Zaramillo, El Regato y Cruces).

La ruta a realizar va a ser larga y casi continuamente en ascenso, pero se va a intentar.

Una vez aparcados los vehículos, arranca la ruta sobre hormigón, con unas pendientes que sin calentar se atragantan un poco.

Vamos subiendo entre pinos y castaños (nos encontramos con erizos por el suelo), hasta pasar por el barrio de Unzar

Vamos alternando hormigón con tierra en continua subida, que relaja en algunos puntos la pendiente.

Pasamos por la ermita de San Bartolome, en el barrio de Lejartza..

Avanzamos entre eucaliptos en algunos tramos,…

Continuamos. Para ello, vamos por donde indica el letrero y tomamos un desvío a la derecha.

Este nuevo camino, de tierra ahora, va ascendiendo en zig-zag.

Tomando un poco de aire,…

Llegamos al refugio,…

Y desde ahí, tomamos impulso y acometemos la subida de las últimas rampas hasta el Eretza.

Desde el refugio, nos dirigimos campo a través, con la referencia del pinar a nuestra derecha. Y tras las duras rampas alcanzamos por fin la cima.

Las vistas son preciosas aunque la niebla que hay en ese momento no lo deja ver con claridad.

 

 

Tras las fotos en la cumbre iniciamos el descenso y paramos en el refugio a descansar y comer tras el esfuerzo realizado.

Dejamos una tarjeta rellenada con los nombres de los txikis en el buzón y algún montañero la ha remitido a Menditxiki.

IMG_20151108_170446

Enhorabuena a todos porque no fue una ruta fácil.

Domingo 18 de octubre de 2015

A pesar de que no se habían apuntado muchas familias, y a alguna baja de última hora, el grupo de “menditxikiteros” salió puntual desde el punto de reunión, el parking de  Pagomakurre.

Al comenzar la marcha cayeron una pocas gotas que nos hacían temer lo peor, pero antes de llegar a las Campas de Arraba el cielo despejó y la temperatura era perfecta para alcanzar nuestro objetivo, la cima del Aldamin, y eso se notaba también  en la cantidad de gente que nos encontramos por el camino.

Aldamin es el gran olvidado de los montes del Parque Natural de Gorbeia, a pesar de ser el segundo monte más alto de Bizkaia, y el primero que tiene su cima íntegramente en territorio bizkaino. Se trata de un monte sin ninguna complicación salvo el desnivel que hay que salvar

Ya se ve nuestro objetivo

Ya se ve nuestro objetivo

 

 

 

El camino es cómodo, desde Arraba seguimos el mismo camino que lleva a la Cruz de Gorbea, pasando por Egiriñao.

 

Antes de alcanzar el collado que separa Aldamin y Gorbea, hacemos una parada para descansar, comer un poco y esperar lo más rezagados. La cuesta “cuesta”.

 

 

 

Tras el descanso, en pocos minutos llegamos al collado. Aquí comprobamos porqué el Aldamin es el gran olvidado, todo el mundo se desvía hacía la derecha para alcanzar la cruz, y Menditxi a la izquierda, para llevar la contraria.

Tras cinco minutos trepando entre rocas alcanzamos nuestro objetivo. Como es tradición los niños/as pusieron su piedra en el túmulo que hay junto  los buzones. Las vistas son espectaculares, mejores incuso que si hubiéramos subido a la Cruz del Gorbeia.

 

Después de comer en la misma cima comenzamos a bajar tranquilamente por el mismo camino hasta llegar a los coches donde nos despedimos hasta la próxima salida.