Rutas por mes

Entradas con la etiqueta ‘Monte con niños’

DOMINGO 06 DE ABRIL DE 2014Cascada

DATOS DE LA RUTA

Acceso: desde Gujili (Araba)

Distancia: 6 Km

Desnivel: 200m

Es, la cascada de Gujuli, junto con la del Nervión de las que tienen el salto más grande de España. Sus 100 metros de desplome, superan a las del Niagara aunque, eso sí, el volumen de agua es infinitamente menor.

Esta ruta transcurre por el parque natural del Gorbea.

DESCRIPCIÓN DEL RECORRIDO REALIZADO

Empezamos la ruta cerca del pueblo de Beluntza (Alava), viniendo de Altube hacia Belauntza en el mismo pueblo que está formado solamente por unos cuantos caseríos, estamos atentos y a la altura del cruce que está en el mismo pueblo, sale a la derecha y delante de una casa,  una pista forestal por la bajamos con los coches, bajando por ella se pasa por la GR-282 “Ruta del pastoreo” hasta un pequeño claro en el que podemos dejar los coches.

Cascada de Altube

Cascada de Altube

En primer lugar vamos a ver unas cascadas de uno de los arroyos de la cabecera del rio Altube. Se llaman “Cascadas de Altube”. Son unas cascadas que están dentro de un bonito bosque de hayas, tienen bastante agua y merece la pena la visita.

Después volvemos al lugar donde dejamos aparcados los coches para continuar por la GR-282, que nos acercará a la laguna de Lamioxin o Lamiojin, un humedal bien conservado donde podremos ver alguna ave acuática. Bordeamos la Laguna continuando por la GR-282, hay que tener cuidado porque más adelante nos encontraremos con un desvío y hay que tomar el camino de la derecha, más adelante el camino continua paralelo a las vías del tren.

Llega un momento, cuando ya falta poco para Gujuli, que nos encontramos con la carretera, que tendremos que cruzar con cuidado, y nada más cruzarla vemos el aparcamiento de las cascadas de Gujuli. Desde aquí, ya no queda nada para encontrarnos casi de frente con el salto de agua. Se ha construido un mirador al que se puede subir y un par de mesas en las que decidimos quedarnos a comer, ya que es un lugar en el que los niños pueden jugar.

Descansando tras la comida

Descansando tras la comida

Ha sido un día caluroso, y hay bastantes niños pequeños por lo que en vez de hacer todos el camino de regreso, son unos cuantos valientes que una vez aprovisionados de agua, deciden volver y traer los coches hasta el aparcamiento de Gujuli.

La ruta ha sido relajada y una buena forma de celebrar la primavera.

Domingo 9 de febrero de 2013

Buzón del Orixol

Buzón del Orixol

DATOS DE LA RUTA

Acceso: desde el puerto de Kurutxeta (Araba)

Desnivel: 540 m

Dificultad: Fácil

El Orixol es la única cima alavesa situada en el parque natural de Urkiola. Su krast y su hayedo  hacen disfrutar mucho de esta cima.

DESCRIPCIÓN DEL RECORRIDO REALIZADO

Aparcamos los coches en una explanada cerca de la ermita de San Cristóbal e iniciamos el camino. Atravesamos la carretera y avanzamos unos cincuenta metros dirección Otxandio y cogemos una pista con fuerte pendiente que sale a nuestra derecha. Estamos en zona de pinos.

Cuando llegamos a un cruze, avanzamos de frente pasando por una barrera móvil que en estos momentos se encuentra rota, desde aquí divisamos el collado Kastillue por el cual tendremos que pasar, es una preciosidad, rocas a la derecha con fuerte caída y un hermoso prado a la izquierda.

Pasamos por un poste indicador que nos orienta del camino a seguir y comenzamos la subida al collado, una vez en él, nos detenemos para admirar las vistas que nos regala de la zona alavesa.

Hayedo

Hayedo

En este punto comienza un precioso hayedo que rodea al Orixol. Seguimos las marcas rojas y blancas que nos llevan directas a la ermita de Santikurutz, aquí paramos un momento para reponer fuerzas porque la zona es karsica y cuesta avanzar. Una vez repuestas nuestras energías seguimos avanzando hacia nuestro objetivo, decir que ahora apenas hay desnivel y en veinte minutos divisamos ya la cima, la cual enseguida alcanzamos.

Esto es maravilloso, a nuestra izquierda el omnipotente Anboto, de frente el Udalatz y valle de Aramaio, a la derecha  el macizo del Aizgorri, Elgeamendi y, detrás, nuestro querido Gorbea.

Después de este atracón de maravillosas vistas, sacamos algunas fotos y viendo que el tiempo está cambiando rápidamente, decidimos bajar hacia los coches y comer en la ermita.

En el camino de vuelta algunos de los compañeros deciden hacer cumbre en Santikurutz ya que cae de paso y nos cogen unos metros más adelante.

En la cima

En la cima

Los niños y los no tan niños decidimos correr cuesta abajo por las zonas de hierba, esto es algo que a los peques les encanta y por otro lado tardamos menos en llegar a la ermita para comer.

Hace frío y comemos rápidamente aunque, a los más pequeños les da tiempo para jugar un rato. Recogemos y bajamos al pequeño pueblo de Oleta a tomar un merecido café, momento en el que aparece la lluvia.

Hemos disfrutado de una bonita jornada montañera por uno de los montes más bonitos de Euskadi, además el recorrido es espectacular y no tiene pérdida.

 

 

 

Domingo 19 de enero de 2014

Cima

Cima

DATOS DE LA RUTA

Acceso: Desde ayuntamiento de Arrankudiaga (Bizkaia)

Desnivel: 600 m. Aprox.

Dificultad: Fácil

 

El monte Goikogane forma parte del macizo del Ganekogorta. Es una de las cimas menos emblemáticas de este macizo porque el Ganekogorta y el Kamarka le quitan un poco de protagonismo.

Por el año 1959 el club de montaña de LLodio decidió ponerse el nombre como este concurrido monte y, desde entonces, hacen honor a esta cima llamándose igual que ella.

DESCRIPCIÓN DEL RECORRIDO REALIZADO

Aparcamos los coches en el nuevo barrio de Garondo en Arrankudiaga, avanzamos hasta la parte alta del barrio y giramos a la derecha hasta acabar la calle, aquí giramos a la izquierda por la única pista que encontramos.

El camino es evidente y no hay pérdida, pasamos por una especie de granja con establos y nos encaminamos al bosque de pinos, hace mucho viento y amenaza lluvia, por lo que comentamos  que llegaríamos hasta donde se pueda.

Encontramos, en un cruce un poste que nos indica el camino a seguir, no cabe duda, el más empinado, subimos ésta pendiente y divisamos una ermita en construcción y una gran piedra tallada con la palabra “Apalik”.

"Apalik"

“Apalik”

Aquí hacemos un pequeño descanso para reponer fuerzas.  Después del descanso, seguimos avanzando, la pendiente se hace más fuerte hasta llegar a un pequeño collado por donde giramos a la izquierda. El bosque se ha acabado y ya divisamos la majestuosa cumbre del Goikogane. Un último esfuerzo y llegamos a la cumbre.

No podemos estar mucho tiempo porque el viento es muy fuerte y no nos deja admirar las bellezas que se pueden disfrutar desde esta cima.

Bajamos por el mismo camino de subida hasta el pueblo de Arrankudiaga y en la ermita nos comemos los bocadillos. Cafecito de rigor y cada uno a su casita.

Al final ha sido una bonita ruta mañanera y, aún con las dudas que teníamos al principio, hemos conseguido nuestro objetivo.