Rutas por mes

Entradas con la etiqueta ‘Toloño’

5 de julio de 2009

tolono1Hora y lugar de encuentro: 9:00 en la gasolinera de Arrigorriaga (en la A-68).

DATOS DE LA RUTA:

Acceso: aparcamiento de la ermita de San Ginés (Labastida)

Desnivel: 641 m.

Tiempo: 1h 30 aprox.

Dificultad: media

El Toloño (1.263 m.) constituye una importante montaña –y sierra– a caballo entre el sur de Álava y el norte de La Rioja. De inmensas vistas, el Toloño comparte como algo muy suyo dos cimas, muy cercanas entre sí.

DESCRIPCIÓN DEL RECORRIDO REALIZADO:

Iniciamos la marcha en el área recreativa de San Ginés, en las afueras de Labastida, donde tomamos una ancha pista de tierra. Unos metros después, cogemos la bifurcación de la derecha pasando por una caseta donde una pintada señala “Toloño”. En este tramo aparecen las primeras marcas rojas que nos guiarán.

Unos metros más adelante llegamos a una segunda bifurcación y seguimos por la izquierda. Poco después vamos a abandonar esta pista para tomar un sendero a la derecha, marcado a su inicio con otra marca roja.  Comenzamos a ganar altura rápidamente y disfrutamos de unas vistas magníficas sobre los áridos valles de la Rioja alavesa. Vamos llegando a los grandes murallones rocosos del Toloño.

un-alto-en-el-caminoTras una fuerte cuesta, llegamos a un lugar conocido como el Humilladero, que no es más que las ruinas de una vieja construcción. Allí descansamos unos minutos y comemos algo antes de reiniciar la marcha.

Detrás del Humilladero observamos un poste con marca blanca y amarilla que nos indica la senda que debemos seguir y que toma altura en diagonal en busca de las espectaculares ruinas del Monasterio de Santa María del Toloño.

Prosiguiendo monte arriba llegamos a un paso que franquea una alambrada, dirigiéndonos hacia la izquierda, por donde llegamos a la primera cima, sobre un promontorio rocoso con un viejo buzón.

Para realizar la segunda y visible cima atravesamos toda la campa que preside este lugar hasta el otro extremo, para coronarla por un estrecho sendero que se retuerce entre las rocas cimeras. Varias placas y una cruz presiden esta atalaya de vistas prodigiosas, uno de los mejores miradores de la Rioja alavesa.

Regresamos al área recreativa de San Ginés siguiendo la misma ruta por la que habíamos subido.