Rutas por mes

8 de septiembre de 2019

Hoy hemos ascendido a la cima de Vallegrull, en el Parque de Valderejo. Para ello nos hemos dirigido al núcleo de Lalastra, donde hemos dejado los vehículos para comenzar la ruta. Así que, una vez preparados, descendemos por una carretera que atraviesa el pueblo y nos conduce a un cruce a mano izquierda que nos llevará a la abandonada aldea de  Villamardones. Al fondo en el centro  podemos observar la ermita de San Lorenzo, punto intermedio de nuestra excursión.

AC250425-9B2C-4EBC-9F6C-59DE243BFE9D

Nos dirigimos pues hacia Villamardones, primer punto clave desde donde giraremos a la derecha para ascender hacia la ermita de San Lorenzo.

3DB48EF8-87F7-41BC-AB19-90AB03596FED

Así llegamos a Villamardones, con cuidado de no acercarnos demasiado a sus paredes con peligro de derrumbre.

B2299F5F-881B-4F8E-94E2-C056628165FD

El camino está balizado y nos dirige por un bonito sendero a media ladera hacia la ermita.

18EF7C4C-27EC-476F-AB96-34D9E018E971

Una vez pasada la ermita, que visitaremos más tarde, enfilamos hacia Vallegrull por un camino que no tiene pérdida y que, disipada la niebla, nos permite, en el último tramo, guiarnos por unos hitos de piedra hasta la cumbre.

77AF2AD4-9CF0-4469-B6ED-544BC48D2D5C

Si miramos hacia atrás vemos el camino recorrido y la ermita de San Lorenzo al fondo.

3AA41179-1DAC-4AD4-8D77-4BFE0B80B475

Y tras un rato de repecho y posterior llaneo por piedra suelta, llegamos al buzón cimero.  Un poco más a lo lejos divisamos el vértice geodésico, al que iremos un poco más tarde.

CCF751EE-C9EA-43A6-BE08-43FF3959D3E4

0B904842-5ABA-4429-9F9C-484FD1D21137

Buzoia eta, haratago, baseliza

 

Dos fotos del nutrido grupo de hoy.

F73B82C1-707E-4C41-B9F4-8FBBB2BA0050

FAD7D69A-A6B8-457E-B64D-D4AF92B9D34F

Lalastra herria erpin geodesikotik

Lalastra herria erpin geodesikotik

 

Al lado del vértice encontramos un cartel que impide el paso a partir de ese punto por la presencia de un importante ecosistema de buitres.

E90BFD01-3FA6-48FF-90B1-0DAD4BB4CC90

Hacia el otro lado, vemos el valle de Tobalina, con los picos Humión y Flor – que ya ascendimos en su día- como vigías del valle. Muy cerca se encuentra el pueblo de Frías.

9D7D48BD-AC8D-413D-B6FE-3AF8CF909902

316EB7D2-2688-4645-BDEA-3927461F92B1

Umeak jolasean

 

Ikuspegi paregabea

Ikuspegi paregabea

 

Eta poliki-poliki, beherantza goaz

Eta poliki-poliki, beherantza goaz

 

Llegamos así a la coqueta ermita de San Lorenzo.

CF2DB128-FCEB-4339-8CE5-7076A632A9C9

Igoeran ekarri dugun bidea. Handik ere itzuliko gara

Igoeran ekarri dugun bidea. Handik ere itzuliko gara

 

DCAA4156-C12D-4DE8-999D-A93E0E61A735

Taldea baselizaren aurrekaldean

 

Y con un paisaje espectacular a la vista, volvemos sobre nuestros pasos hacia Lalastra. Aunque en principio la zona estaba con niebla, esta se encontraba más hacia la zona de Recuenco, por lo que no hemos tenido ningún problema, así que hemos disfrutado de un bonito camino y preciosas vistas en todas direcciones. Buen día en buena compañía. Hurrengorarte.

E81B467F-DEA0-4B5C-9470-CD9E188F40C8

domingo 2 de junio de 2019

Hoy, 2 de junio, la idea es ascender al Olazar (883 metros) en la sierra de Badaia (Araba) en una agradable excursión mañanera. Partimos desde Hueto de Arriba (Otogoien), a pocos kilómetros de Gasteiz. Así las cosas, salimos del pueblo guiados por nuestro amigo Wikiloc y, al poco, nos encontramos con un portón que atravesamos para continuar por agradable pista.

Foto 1

Dejamos atrás el pueblo en un marco más que bonito, pues este entorno, mayormente poblado por cultivos, encinar y prados, es una delicia para la vista.

Foto 2

Foto 3

Tipi-tapa gorantza

 

Bide benetan ederra gaurkoa

Bide benetan ederra gaurkoa

 

Y así llegamos al paso de Olazar. Desde este punto, si giráramos a la izquierda llegaríamos a la Cruz de Ganalto, que ya hemos visitado en otras ocasiones, pero hoy nuestro objetivo está a la derecha.

Foto 5

Enseguida vemos la cuesta que debemos superar para coronar el Olazar.

Foto 6

Y, tras una buena pendiente, llegamos al buzón cimero.

Foto 7

Anboto han urrun

Anboto han urrun

 

Al fondo vemos el Atxabal. El cresterío rocoso oculta la ermita de la Virgen de Oro, que quedaría a la izquierda de la peña y que bien merece una visita.

foto 9

Mendizaleok

Mendizaleok

 

A la derecha del buzón, en unos minutos nos dirigimos al vértice geodésico. No sé cuál será la cima real, pero hacemos las dos y punto.

foto 11

foto 12

Gorbeiaren ikuspegi ederra

 

Hamaiketakoaren ordua heldu zaigu

Hamaiketakoaren ordua heldu zaigu

 

Atxabal berriro ageri eta ede

Atxabal berriro ageri eta ede

 

Y llega el momento de retornar por donde hemos venido.

Foto 15

Y así vamos descendiendo hacia el pueblo por este atractivo paraje de la sierra de Badaia. No estaría de más plantearse hacer alguna ruta circular más exhaustiva por este entorno que ofrece al montañero multitud de posibilidades. Otra vez será. Desde luego que, de entrada, la zona es para repetir y no creo que tardemos mucho en volver.

foto 16

foto 17

domingo 12 de mayo de 2019

Aunque con solo dos familias apuntadas, era una pena perder este día tan fabuloso que ha salido, así que seguimos adelante con la salida programada, pero con un ligero cambio. En lugar de comenzar la subida desde Urtegain, lo hacemos desde Arantzazu.

Tras aparcar los coches, comenzamos a caminar dejando el Santuario a nuestra derecha y cuando la carretera comienza a empinarse, antes de dejar los primeros bares de la zona, a nuestra izquierda vemos un cartel que indica Goiko Benta.

001

 

Tomamos esa desviación que nos lleva por un sendero acondicionado con indicaciones sobre las aves de la zona y con un pequeño mirador. Muy pronto a nuestra derecha aparece otro sendero con marcas de diversos colores de GR y PR. Este cómodo sendero sube protegido entre las sombras de las hojas de las hayas que ya se han desplegado, hasta que llegamos a un cruce con un poste indicador. Nosotros tomamos el camino de la izquierda y seguimos con la subida.

7

En esto, que en mitad del camino nos encontramos con un gatito con el que nos entretenemos a jugar y que por unos momentos también nos sigue.

2

Cuando han pasado unos 40’ desde que comenzamos a andar, abandonamos el sendero y el bosque y ante nosotros aparecen unas bordas que antiguamente serian de pastores pero que hoy en día parecen auténticos chalets de montaña. Junto a estos circula una pista que si nos dirigimos a la derecha vamos a la zona de Duru y si lo hacemos a la izquierda vamos a Gomiztegi.

9

Nosotros atajamos cruzando la campa de una de esas “chabolas” a través de un paso habilitado en el muro que la delimita, para salir a otro lado a otro pequeño claro donde se una pista de cemento asciende bordeando la loma del monte.

10

Tomamos esta pista y desde aquí el camino hasta la cima del Aloña no tiene ninguna complicación. Se puede seguir la pista o ir acortando, a través, que es lo que hacemos nosotros en algún momento. Al ganar altura comenzamos a disfrutar de unas espectaculares vistas de la sierra de Aloña frente a nosotros, la sierra de Aiztgorri a nuestra izquierda y la zona de Urkiola a nuestra derecha.

3

Abandonamos definitivamente la pista para quitarnos las últimas curvas de la misma subiendo por una colina herbosa, y se comienza a ver la cruz instalada en la cima de Aloña (1.244). La cruz de 9 metros de altura se instaló en 1901, por una recomendación papal de iniciar el siglo colocando esos símbolos en las cimas más emblemáticas. Un caso similar al de la Cruz del Gorbea, aunque las comparaciones son odiosas, ja, ja….

11

12

Sacamos una foto del grupo y disfrutamos de la visión de Oñati a nuestros pies. Sin perder mucho tiempo nos dirigimos hasta nuestra segunda cima del día, el Kurtzezar (1.287); que se ve muy cerca desde donde estamos, monte que da inicio al cresterío de Aloña. Atravesamos una loma herbosa y tras una pequeña trepada alcanzamos la cima con su buzón en forma de cohete.

Aquí nos volvemos a sacar la segunda foto de grupo y nos dirigimos al Butreaitz (1.320). Nuestra idea era acercarnos hasta Urbia, pero el ritmo de nuestras “menditxikas” no invita al optimismo, así que decidimos comer a los pies de la cima del Butreaitz y bajar de nuevo a Arantzazu.

4

5

Tras la comida, bajamos por una inclinada loma a la pista de hormigón que hemos utilizado en la subida y tras visitar alguna de las bordas que vimos antes, volvemos al Santuario y a nuestros coches.

13

6

14